domingo, 24 de abril de 2011

NUEVA ZELANDA - SITUACIÓN Y GEOGRAFÍA

LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA

Nueva Zelanda emerge a unos 2.000 kilómetros al sureste de Australia, al otro lado del Mar de Tasmania, justo en las antípodas de España. La forman un grupo de islas que se extienden 1.600 kilómetros a través del Pacífico Sur, equidistantes a su vez de la Línea del Ecuador y del Polo Sur. Su territorio incluye las islas de Chatham, Kermadec, Tokelau, Auckland, Antipodes, Snares, Solander, Bounty y la dependencia de Ross en el Antártico.

Nueva Zelanda tiene dos islas principales, la del Norte (North Island, 115.000 kilómetros cuadrados) y la del Sur (South Island, 151.000 kilómetros cuadrados), que están separadas por el Estrecho de Cook. Tan sólo las separan 32 kilómetros en su distancia más corta y no hay más de 120 kilómetros desde cualquier punto de la isla al mar. En el extremo más meridional se encuentra la Isla de Stewart, de 1.700 kilómetros cuadrados. La superficie total del país es de 286.105 km cuadrados. La costa, con numerosas bahías, puertos y fiordos es muy larga con relación a la masa de tierra que abarca la superficie de las islas.

La isla meridional está recorrida de norte a sur por los Alpes Neozelandeses. En Nueva Zelanda, además de volcanes extintos como el famoso monte Egmont, aún se conservan otros en plena actividad como el Ruapehu. Las glaciaciones del Cuaternario cortaron profundos valles que se han recubierto con lagos o fiordos, y de aquellas épocas en la isla se conservan extensos glaciares.
Entre los ríos más importantes se encuentran el Waikato (425 kilómetros), el Clutha (322 kms.) y el Wanganui (290 kms.). En este país de grandes riquezas naturales tampoco hay que olvidar sus grandes lagos. Hay que destacar el Taupo, el de mayor extensión, con 60.606 hectáreas, el Te Anau y el Wakapitu.

Si por algo se caracteriza este país es por cuidar mucho su entorno natural, también rico en hermosos bosques de coníferas australes en sus arrecifes de coral, que se suelen desarrollar cerca de las masas continentales.

FLORA Y FAUNA

Flora
La tala ha reducido considerablemente la extensión de los bosques de Nueva Zelanda pero, a pesar de todo, todavía pueden contemplarse más de seis millones de hectáreas de bosques de pinos kauri, rimu y totara, que a veces sobrepasan alturas de más de 35 metros. También en la Isla del Sur hay extensas selvas de hayas y abundan los helechos, como el pohutukawa de flor escarlata y el kowhai amarillo intenso. El helecho plateado es un símbolo nacional.

La vegetación de esta isla constituye una mezcla variopinta de especies propias del clima templado; es decir, las grandes y exuberantes plantas tropicales que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo. No hay que olvidar, no obstante, que Nueva Zelanda posee bosques autóctonos de hoja perenne, de los que derivan algunas de las especies vegetales más antiguas conocidas en el planeta.

Fauna
En lo que se refiere a la fauna de este país, destaca especialmente el tuatara, un lagarto o especie de dinosaurio moderno de unos 60 centímetros, que habita algunas islas cercanas a la costa. Es la única especie superviviente de una familia de reptiles que se extinguió hace más de cien millones de años.

Por otra parte, el único mamífero nativo es el murciélago. En contraste, la diversidad de aves es apabullante (unas 300), debido al largo aislamiento de las islas, que ha dado a estas especies la oportunidad de reproducirse sin ningún peligro. Sin embargo, la mayoría de ellas son incapaces de volar, por lo que vienen a ocupar el lugar de los mamíferos en la tierra. El kiwi, el pájaro nacional, convive con el tui o pájaro pastor, el weka (gallina silvestre) y el kakapo (lechuza-loro).

Realizado por:
Greiner A. Gonzalez R.
C.I: 18.771.466
Sección 1
http://www.rumbo.es/guide/es/oceania/nuevazelanda/geo.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada