domingo, 24 de abril de 2011

Australia

Geografía física

Australia es un estado de Oceanía formado por la propia isla de Australia, Tasmania y otras pequeñas islas. La capital es Canberra. Limita al N, al O y al S con el océano Índico, donde se hallan las islas Christmas y las Cocos. Al E sus costas están bañadas por el océano Pacífico y el mar de Coral, en el que se encuentran las islas Norfolk. Además, dispone en el océano Austral de las islas desiertas de Macquarie y Heard y una importante parte de continente antártico.

Australia es una federación formada por seis estados (Nueva Gales de Sur, Victoria, Australia Meridional, Australia Occidental, Queensland y Tasmania), a los que deben sumarse el Territorio del Norte y el Territorio Federal de la capital, Canberra. Es un país casi llano, con una media de altitud de unos 210 metros; su cima más alta es el Monte Kosciusko (2 229 m), al SE de la isla, en la Cordillera Australiana. Ésta, la mayor del continente, corre desde el cabo de York hasta la misma isla de Tasmania, y está formada por amplias mesetas cortadas por profundos valles y amplios escarpes sobre una llanura litoral. A lo largo de la cordillera se encuentran altitudes como los Alpes Australianos, Bartle Frere, de 1 610 m, o las Snowy Mountains.


Ya en Tasmania, la cordillera se presenta más irregular a causa de la erosión de los grandes glaciares cuaternarios, y la altura máxima es la del Monte Ossa, de 1 588 m. Al N, la costa del Pacífico se caracteriza por la Gran Barrera Australiana, una larguísima cordillera de arrecifes que muere en la costa de Rockhampton y que se forma en el litoral sur de Nueva Guinea. La zona central de la isla de Australia está constituida por una depresión limitada al N por el golfo de Carpentaria y al S por Adelaida, hallándose sus máximas alturas en los Montes Flinders (1 188 m) y en Broken Hill.

La gran depresión central está dividida en dos cuencas: al N, una hondonada de tierras cretácicas cuyo fondo desciende por debajo del nivel del mar hasta llegar a 11 m en el lago Eyre, y al S la cuenca marcada por el río Murray, constituida por terrenos terciarios. Australia Occidental está formada por una meseta y tres grandes zonas desérticas: desierto de Gibson, Gran Desierto de Arena y Gran Desierto Victoria, inmensas extensiones cuya altura media va de los 200 a los 600 metros y que presentan territorios formados por laterita, gres y arena. Dos importantes elevaciones destacan en esta llanura: los montes Musgrave (altura máxima, 1 440 m) y los montes Macdonnell (1 510 m). Al S se encuentran las llanuras de Nullarbor, una meseta calcárea que anuncia la Gran Bahía Australiana; al O, una pequeña cordillera alcanza su máxima altura en el monte Bruce, de 1 227 m; y al SO se halla la estrecha llanura cercana a la ciudad de Perth, una de las zonas más antiguas del globo.

Australia es el continente más desértico; un 40% del territorio es demasiado árido para permitir grandes asentamientos de población, y otro 40% está compuesto por tierras marginales que reciben muy poca lluvia. El clima del país es, en su conjunto, cálido y seco. Los territorios que reciben mayor cantidad de lluvias constituyen sólo una pequeña franja que podría situarse al E y al SO de la isla, apenas unos cientos de kilómetros. Existen varias zonas climáticas. En el centro se encontraría la de mayor extensión, una zona árida de elevadas temperaturas y débiles y escasas precipitaciones (150 mm y temperatura media de 23º). El aire es sumamente seco y la variación diurna de temperatura muy acusada, con heladas durante la noche. En la zona SO, cercana a Perth, y del S el clima es casi mediterráneo, de secos y calurosos veranos (diciembre a marzo) y suaves y húmedos inviernos. Al N y NE, zona tropical, las temperaturas son elevadas (media de 27ºC en Darwin o en Tierra de Arnhem), alternándose con copiosas lluvias en verano y sequía durante la estación menos cálida.

El área más templada, que corresponde a la zona de Tasmania, Melbourne o la misma Canberra, la capital, al SE, vive temperaturas medias (de 12 a 14ºC) y lluvias en todas las estaciones (mínimas en la temporada invernal). El clima templado va convirtiéndose en subtropical cuanto más al N, y llega en Queensland a ser completamente tropical. Esta variación climática provoca una irregularidad en la globalidad de la vegetación. Es al E y al SO donde se halla la auténtica selva, repleta de árboles, epífitos y lianas. Al S, la selva austral esconde ejemplares de eucaliptos. El paso de la selva a la sabana (grassland) da lugar al scrub, matorrales de acacias o de eucaliptos rechonchos; y el proceso final termina con lentitud en el desierto de guijarros o de arena, plagado de spiniflex (hierbas puerco espín). El predominio, en definitiva, corresponde a eucaliptos y acacias, y la mayor parte de las variedades cultivadas provienen de plantas foráneas.

La fauna se caracteriza por sus especies arcaicas, debido con toda seguridad al aislamiento geográfico de la zona. Existen mamíferos inferiores, monotremas (como el ornitorrinco) y marsupiales (canguro, ualaby). Pueden hallarse también serpientes venenosas. Las aves son muy variadas, pero se puede citar típicamente el emú.
Emú, una de las aves típicas de Australia

El río más caudaloso es el Murray, pero en general los cauces se pierden en hondonadas interiores, como es el caso del lago Eyre. Las zonas del centro y O se hallan regadas por los creeks, que crecen en época de precipitaciones intensas.

Geografía humana
australia es un país poco poblado, con una densidad media que no supera los dos habitantes por kilómetro cuadrado. Una pequeña parte de la población (alrededor de 140.000 personas) es aborigen, mientras que el resto es de raza blanca y de procedencia europea, ya que Australia ha tenido siempre una elevada inmigración.

Anciano aborigen, un grupo étnico muy minoritario en Australia

Los habitantes de la isla son blancos en su inmensa mayoría, una pequeña parte son asiáticos, y alrededor del 1,5% aborígenes. La religión dominante es la protestante (41,3%), seguida de la católica (más del 25%), y una pequeña parte ortodoxa (menos del 3%).
Vista de la ciudad de Sydney, uno de los núcleos urbanos más importantes del país

La población se reparte muy desigualmente, estando los territorios del centro y O prácticamente deshabitados, los del E muy poblados y las zonas SE y SO, donde el clima húmedo favorece la agricultura, con una alta densidad de población.

Más de tres cuartas partes de los habitantes de Australia viven en las zonas urbanas, y de éstos casi la mitad en las ciudades de Sydney y Melbourne, éstas constituyen junto a Brisbane, Perth y Adelaida los núcleos urbanos más importantes del país.

Mapa de Camberra


Geografía económica
En lo referente a la economía, tanto la ganadería como la agricultura han constituido desde siempre la base esencial de las exportaciones de país, así como su alta producción de minerales. Australia constituye uno de los países con más alto índice de ganadería en relación con su población. Su cabaña ovina es la más importante del planeta, y ello deriva igualmente en la más alta producción de lana. También la carne resulta una de sus más rentables exportaciones. Es en las regiones relativamente áridas y en las zonas de agricultura mixta donde más abunda la población ovina.

En cuanto a la bovina, concentrada primordialmente en los territorios de SE, tiene gran importancia la producción de leche y de carne, ésta última en la Australia más tropical (Territorio del Norte), sobre todo de buey y ternera. El clima irregular australiano permite al país el cultivo de numerosas variedades agrícolas, aunque tanto la sequía que ocupa gran parte del país como la mano de obra limitada y cara, constituyen serios inconvenientes. El trigo supone la producción esencial, muy relacionado con la cabaña ovina; puede decirse que casi la mitad de las tierras de cultivo se dedican a este cereal, gran parte del cual es exportado. Otros cereales de menor pero no poca importancia son la cebada, es sorgo y la avena. El arroz se cultiva principalmente a lo largo del río Murray, y la producción de maíz no es excesivamente alta.

En las zonas tropicales la caña de azúcar es la gran protagonista, nacida en su mayor parte en explotaciones de carácter familiar y exportada en un buen porcentaje a países del SE asiático. El cultivo de viñedos es también importante, y en consecuencia la elaboración de vino, que llega a ser exportado. No ocurre tal cosa con las frutas y hortalizas, cuya producción cubre solamente el ámbito nacional. La pesca, la madera y el algodón tienen una incidencia muy baja en la producción global, así como el tabaco. Una tercera parte de las exportaciones que lleva a cabo el país proviene de sus yacimientos minerales, cuya explotación ha sido realizada en su mayor parte por empresas de origen internacional.

En la segunda mitad del siglo XIX la producción de oro ocasionó el rápido enriquecimiento del país, pero en la actualidad la capacidad de los yacimientos (sobre todo en Australia Occidental) se ha visto muy disminuida. Plomo, cinc y cobre, además de plata, aunque en menor cantidad, son las principales explotaciones, concentradas sobre todo en los territorios meridionales (primordialmente Broken Hill, Tasmania y Tennant Creek). El aluminio, el manganeso (Territorio del Norte), la bauxita, que se exporta a Japón o se transforma en alúmina (Gippsland, Darling Range) y el mineral de uranio (South Alligator River, Mary Kathleen, Rum Jungle) constituyen también importantes producciones. Australia produce minerales poco frecuentes como ilmenita, rutilo, circón, y también piedras preciosas (ópalo, en Lightning y Andamooka). El mineral de hierro aporta en la actualidad grandes ganancias a la economía australiana, destacando los yacimientos de alto contenido de Pilbara y Hamersley. En cuanto al carbón (Newcastle, Collie y la región de Bowen), la producción puede considerarse bastante alta, y la mayoría de las exportaciones de este mineral van a parar al Japón. El lignito (Victoria) se utiliza para la producción de electricidad y forma parte de la industria química.

El petróleo proviene del estrecho de Bass, al SE, y el gas natural se produce en diferentes zonas del territorio, como en el estado de Victoria, Gidgealpa o Moomba. Las centrales hidroelécticas proporcionan solamente el 2% de la energía que necesita el país, así que gran parte de las centrales térmicas se alimentan con carbón o fuel. Diversos factores como el incremento de la población, la prosperidad económica y la entrada de capital extranjero han sido los causantes del espectacular auge vivido por la industria australiana desde la segunda mitad del siglo XX. La industria alimenticia tiene una gran variedad y es rentable; la manufacturera participa en buena parte de la exportaciones; la automovilística, cuyas empresas son filiales de centrales norteamericanas o británicas, obtiene una producción que permite las exportaciones; la industria metalúrgica es rica porque aprovecha los grandes recursos minerales del país.

la industria textil es una de las más débiles a causa de la baja producción de algodón; la industria química, la cementera y la papelera van en auge, y toda la producción y comercialización del acero está en manos de una empresa nacional del SE, en Broken Hill. En lo referente al sector de los transportes, es la aviación, por el tamaño del territorio, el que más desarrollado está. En los transportes terrestres, la gran red de carreteras australiana permite que este medio supere al ferroviario. En cuanto al tráfico marítimo, son más numerosos los buques de origen extranjero, aunque en el ámbito nacional se destina gran parte del transporte por mar a la carga de mercancías pesadas como el carbón, el mineral de hierro o el azúcar. Los mejores y más capacitados puertos son los de Sidney, Melbourne, Fremantle y Adelaida.

El primer cliente de Australia es el Japón, seguido de los Estados Unidos y el Reino Unido, y las principales exportaciones de carbón, lana, cereales y carne. los mayores proveedores son Estados Unidos y Japón, por este orden, y el origen de las importaciones viene del transporte, los productos derivados del petróleo, la maquinaria y algunos productos tropicales como el café, el cacao o el té. Australia posee un comercio aún inmaduro, sobre todo a causa de su rápida y reciente industrialización. En lo referente a su balanza comercial, generalmente es positiva.

Realizado por:
Greiner A. Gonzalez R.
C.I: 18.771.466
Sección 1
http://www.natureduca.com/geog_paises_australia1.php
http://www.natureduca.com/geog_paises_australia2.php
http://www.natureduca.com/geog_paises_australia3.php

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada